Archivo de Noticias


Publicado en Noticias el Martes 19 de Noviembre, 2019

Operator Series: La sequía en Chile es el mayor problema de Aguas Andinas

Fuente: Operator Series: La sequía en Chile es el mayor problema de Aguas Andinas – BNamericas


Los mayores desafíos para la empresa chilena Aguas Andinas en la actualidad son la sequía que afecta a gran parte del país y las reformas propuestas a la legislación sobre servicios hídricos en lugar de los actuales disturbios sociales y la posibilidad de que la filial Essal pierda su concesión.

En los primeros días del descontento generalizado que afecta al país latinoamericano, una multitud destruyó las oficinas de Essal en Osorno, donde la empresa enfrenta una investigación que podría terminar con la terminación de su contrato luego de un corte de agua que se extendió por 10 días en dicha ciudad de la zona sur.

A pesar de esto, los riesgos para Aguas Andinas y el resto del sector hídrico en Chile siguen siendo los mismos que hace un mes, dijo a BNamericas el director senior de Feller Rate, Claudio Salin.

“Todas las empresas de utilities en Chile sufrieron ataques en sus oficinas comerciales, tanto las sanitarias como las distribuidoras de energía. La destrucción no fue enfocada”, explicó, y agregó que los disturbios no se centraron en la infraestructura de agua o electricidad, por lo que no se vio afectada la capacidad de producción, incluso en el momento álgido de las protestas.

“En el caso de las demandas de los ciudadanos, la movilización no está enfocada en ninguna industria en particular como la sanitaria”, aseveró Salin.

EL RIESGO REAL

El último informe de Feller Rate sobre la industria de empresas hídricas en Chile, publicado casi un mes antes de que estallaran las protestas, mencionaba la sequía y los cambios regulatorios como los mayores riesgos para el sector.

Salin aseveró que después de las protestas, el riesgo regulatorio que se ve en ese reporte se mantiene tal cual, mientras que los riesgos relacionados con el cambio climático ahora son permanentes.

La semana pasada, Aguas Andinas y el Ministerio de Obras Públicas acordaron reducir las tarifas de agua en 1% durante un período de 5 años como parte del proceso de negociación de tarifas que todas las empresas públicas deben enfrentar cada cinco años.

“No es posible determinar con exactitud la magnitud del impacto que tendrán las nuevas tasas en los estados financieros de la compañía”, afirmó Aguas Andinas en una nota enviada a la Comisión para el Mercado Financiero, (CMF).

La forma en que se establecen las tarifas del agua es uno de los puntos de discusión de la reforma a la ley de servicios hídricos, que ha estado estancada en el Senado desde principios de octubre.

Salin indicó que sellar el acuerdo tarifario antes de que los cambios entren en vigencia le da a Aguas Andinas ventaja, ya que la compañía tendrá mucho tiempo para adaptarse a cualquier modificación, porque las tarifas recientemente acordadas estarán vigentes por cinco años .

En el caso del cambio climático, Aguas Andinas explicó a la CMF que su plan de obras está siendo revisado por el regulador hídrico SISS. Esto incluye ampliar la capacidad de la planta de agua potable de La Florida en 1 millón de metros cúbicos (Mm3), trabajar para reutilizar 3Mm3 de aguas residuales, perforar más sus principales fuentes de agua y realizar obras adicionales para reducir las pérdidas en la red.

Incluso antes de eso,

Todo esto tiene un costo neto total a largo plazo de 12.600mn de pesos (US$16mn) para Aguas Andinas. Además, la firma sostiene que está considerando otras obras para aumentar la autonomía del sistema durante los eventos que causan alta turbidez del agua, lo que implicaría un costo neto de 3.000mn de pesos.

En el caso de Essal, donde la investigación de rescisión del contrato permanece estancada, la filial presentó un plan de inversión de 156.000mn de pesos en septiembre, de los cuales más de la mitad apunta a mejoras de la red y al aumento de la capacidad de producción hídrica.

Las acciones en este plan incluyen ampliar las plantas de tratamiento de agua potable y aguas residuales, perforar nuevos pozos de agua y renovar 10km de tuberías de agua potable y 7km de tuberías de aguas residuales por año.

Selin manifestó que la situación de Essal no afecta demasiado la posición financiera de Aguas Andinas. “Excepto en el tema reputacional, pero eso es algo que también alcanza a toda la industria”, advirtió.

En cualquier caso, el sector de saneamiento de Chile tiene altos retornos para los inversionistas. “Reparte muchos dividendos y son muy apreciadas en general por inversionistas institucionales extranjeros”, como el fondo de pensiones canadiense OTPPB, que posee el 98% de la empresa de aguas de Valparaíso, Esval.

Para continuar leyendo, suscríbete a BNamericas y obtén todos


Publica un Comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>