Advertisements

Categorías

Compartir


Publicado en Noticias el Sábado 27 de Enero, 2018

Los proyectos que revitalizarían el transporte y la cultura ferroviaria – Pulso

La Plataforma Logística Ferroportuaria, Melitren, el suburbano Santiago-Batuco y el proyecto de conectividad de alta velocidad entre la Región Metropolitana y Valparaíso, se configuran como las iniciativas que están revitalizando el transporte sobre rieles. Avance de estudios de impacto ambiental y financiamiento son los principales desafíos.

Efraín Moraga 26/01/2018
Fuente: Los proyectos que revitalizarían el transporte y la cultura ferroviaria

Continúa polémica por

El anuncio realizado la semana pasada por parte de la Presidenta Michelle Bachelet sobre la inversión de US$3.380 millones para la construcción del Puerto de Gran Escala (PGE), reavivó un viejo anhelo de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE): la Plataforma Logística Ferroportuaria.

Esto se suma a otras iniciativas que buscan impulsar el transporte sobre rieles en Chile, tales como el suburbano Santiago-Batuco, Melitren y el rápido entre la Región Metropolitana y Valparaíso. Tras años de abandono, estos proyectos están conformando una posible nueva red nacional ferroviaria, donde la Plataforma Logística Ferroportuaria es, probablemente, el más ambicioso. “Este es un tema que el Gobierno anterior del Presidente Piñera ya venía examinando y, ahora, la Presidenta Bachelet ha dado un paso adicional, con la decisión anunciada hace unos pocos días”, señala Germán Correa, presidente de EFE.

 

El desafío de esta infraestructura no es menor, pues buscará mejorar la conectividad entre Santiago y los puertos de la Región de Valparaíso, así como la coordinación de las cargas, gracias a un centro multimodal. “Un puerto de gran escala requiere una conectividad ferroviara mucho más eficaz, que sea capaz de mover mayores volúmenes que los que hoy se trasladan sobre los rieles de San Antonio. Entre un 6% y 9% de la carga que se moviliza en este puerto se hace por medio de trenes”, dice Correa.

Este proyecto involucraría una inversión de alrededor de US$2.500 millones de aquí al 2030. De ese monto, unos US$1.100 millones corresponderían a los trabajos necesarios para la habilitación de la infraestructura de San Antonio. Además, los trabajos serían realizados por medio del mecanismo de concesiones. “Ya tenemos autorizado el financiamiento de la primera etapa. Con esto, podríamos llegar a una carga ferroviaria de alrededor de 24% o 26% en unos años y, todavía más, cuando comiencen a funcionar las primeras etapas del PGE”, asegura Correa.

El desarrollo de este proyecto irá de la mano con el avance del PGE. “Hemos estado trabajando con la Empresa Portuaria de San Antonio (Epsa) y, de hecho, uno de los acuerdos que tenemos, es que constituiremos una empresa conjunta, iniciativa que, además, podría incluir a la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV)”, afirma Correa.

Centro multimodal

Además de la conexión ferroviaria con San Antonio, EFE está estudiando un proyecto complementario de coordinación en la macrozona central. Este permitirá que los trenes intercambien carga con los camiones, de manera de facilitar su distribución. Se trata de un centro de intercambio multimodal, donde las cargas serán transferidas sin procesar. Las revisiones fitosanitarias y aduaneras se seguirán haciendo en los puertos.

Esto, además, permitirá reducir la congestión de las carreteras y bajar los costos logísticos, que es uno de los principales desafíos en materia de transporte.

Por ejemplo, un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), reveló que en Alemania un 27% de las cargas se trasladan por medio de rieles, mientras que un 73% se mueve sobre camiones. En tanto, Chile aún moviliza un 94% de la mercancía por medio del transporte por carretera (ver infografía).

Trenes suburbanos

La Plataforma Logística Ferroportuaria y el centro multimodal no son las únicas iniciativas que van en línea con el auge de los trenes, pues existen otros proyectos que apuntan hacia lo mismo. Por ejemplo, el tren Santiago-Batuco ya inició su fase de estudios. Este proyecto contempla una inversión de alrededor de US$623 millones.

En este momento, el proyecto se encuentra en la etapa de revisión que lleva a cabo el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), proceso que puede tardar unos 18 o 24 meses

Cabe destacar que este proceso se inició el 21 de diciembre de 2017, fecha en la que EFE dio curso a una solicitud formal de estudio al SEIA.

“Uno de los principales desafíos que deberá enfrentar el tren a Santiago-Batuco, son las dificultades técnicas que imponen los suelos finos y la presencia de agua en la zona de Lampa, donde incluso existe un humedal, que se debe tratar adecuadamente para la implementación de las vías férreas del proyecto”, asegura Hugo Ortiz, gerente general de CyD Ingeniería.

Desde el punto de vista del financiamiento, EFE maneja varias alternativas, entre ellas se destacan los aportes directos del fisco y la autorización para que la empresa pueda colocar bonos en mercados de capital nacionales o internacionales. La construcción podría tardar dos años.

Para el desarrollo del Melitren -que uniría Santiago con Melipilla, EFE estudia un mecanismo de financiamiento diferente. Este estaría vinculado al avance de la Plataforma Logística Ferroportuaria.

“El tren Santiago-Melipilla está en la fase que corresponde, luego de las consultas ciudadanas y la evaluación de los más de 1.600 planteamientos que realizó la comunidad”, manifiesta el presidente de la empresa de ferrocarriles.

Desde el punto de vista logístico, el Melitren deberá enfrentar algunos problemas. “La principal dificultad es el lugar de ingreso a la ciudad, ya que inicialmente consideraba llegar hasta la Estación Central, condición que es prácticamente imposible dada la reciente materialización del proyecto Rancagua Express”, señala Ortiz.

Otro proyecto que está impulsando el auge del transporte sobre rieles es el tren rápido Santiago-Valparaíso. Este es impulsado por el consorcio TVS, integrado por Railways Group Limited (CREC) y las chilenas Sigdo Koppers y Latinoamérica Infraestructura.

Este tiene un costo de US$1.600 millones, conectando las ciudades de Viña del Mar, Valparaíso y Santiago en unos 40 minutos. Además, el tren alcanza 220 km/h y traslada unos 900 pasajeros

El proyecto tuvo buena acogida por parte de las autoridades, luego de la reciente reunió con Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso.

Advertisements


Publica un Comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>