Categorías

Compartir


Publicado en Noticias, Temas el Lunes 20 de Marzo, 2017
Editorial diario El Mercurio, viernes 17 de marzo de 2017.

Santiago en perspectiva

A propósito de Chicureo: un desarrollo mezquino: “El problema de Santiago es que solo dedica una proporción muy pequeña de su área a calles y avenidas: un 15% contra el 30% de una ciudad bien planificada como Barcelona”.

Fuente: El Mercurio.com – El periódico líder de noticias en Chile

Novedosa es la mirada que entrega en entrevista con “El Mercurio” el profesor emérito de Cambridge Marcial Echenique -experto en transportes y urbanismo- sobre los problemas que aquejan a Santiago.

Professor Marcial Echenique has been awarded the Doctor of Science (ScD) from Cambridge University. This higher degree marks a long and important career developing computer models of cities and applying them in a variety of forms of planning practice.

Este arquitecto, que ha asesorado a varios gobiernos, cuestiona el consenso de los expertos en diversas materias relacionadas con transporte, en especial los roles asignados a la bicicleta y el automóvil, el bus y el metro. Asimismo, critica cierta inflexibilidad en la visión de los mismos profesionales sobre el desarrollo urbano de Santiago.
Un ejemplo es el consenso de la mayor parte de nuestros expertos sobre el negativo rol del automóvil, y la necesidad de castigar su uso.

Echenique señala que en grandes ciudades como París y Londres la proporción de viajes en automóvil es muy superior a la de Santiago. El problema de Santiago es que solo dedica una proporción muy pequeña de su área a calles y avenidas: un 15% contra el 30% de una ciudad bien planificada como Barcelona, y propone aumentar el número de carreteras concesionadas, un anatema para varios especialistas en transporte.

Marcial Echeñique en el Paseo Huérfanos.

Asimismo, considera poco relevante el uso de la bicicleta, ya que la variable clave en el transporte urbano son los pasajeros-kilómetro y no el uso ocasional para el transporte de distancias cortas, usual en las bicicletas.

La bicicleta representa el 2% de los kilómetros recorridos, y es por lo tanto un aporte para la salud de las personas, pero no es relevante para el transporte en la ciudad. Debido a que no ocupan espacio en calles congestionadas, considera que los trenes de acercamiento y el metro son una mejor opción para expandir el transporte público que los buses en superficie.

Por último, critica la preferencia del Ministerio de Transportes por la restricción vehicular, y no atreverse a imponer la tarificación vial, más eficiente y con menos efectos regresivos de los que se le asignan. Si los usuarios de altos ingresos deben pagar para desplazarse en automóvil por la ciudad, la congestión se reduce, beneficiando a quienes usan el transporte público.

Es una refrescante mirada a la ciudad frente las políticas públicas planteadas por los expertos locales en transporte y urbanismo. Algunos de ellos fueron creadores e impulsores del Transantiago, el epítome de una política pública fracasada en materia de transporte urbano.

Con todo, se requeriría una enorme y costosa reconstrucción de Santiago para aumentar sustancialmente su porcentaje de calles y avenidas, siguiendo el ejemplo de Barcelona. Pero se puede avanzar con algunas carreteras concesionadas ya estudiadas y planificadas cuyos proyectos se han estancado en los últimos años, tal vez por esa misma ideología antiautomóvil. Se deberían considerar al menos el proyecto de autopista urbana que une La Florida con la Ruta 78, y el Orbital en la cota 1.000, que permitiría mejorar las comunicaciones entre el Sur y el Norte de Santiago. También se hace necesario expandir el metro, lo cual es una mejor solución para el transporte público que seguir reduciendo el espacio para automóviles en la ciudad con corredores exclusivos para buses. En estas materias, la ideología de los expertos en transporte podría no estar priorizando el bienestar de la sociedad.

Mientras en ciudades bien planificadas se dedica el 30% de la superficie a calles, Santiago solo destina el 15%.





As a pioneer of integrating land use and transportation models, he began his work in the Land Use and Building Studies Group in the Department of Architecture at Cambridge; this was to become the Martin Centre for Research in Architecture and Urban Studies. Later he went to develop an integrative approach across a variety of disciplines to consider the future form of cities, particularly with respect to designing for a low carbon future. He was Principal Investigator for several large research projects, including ‘Cambridge Futures’, and the EPSRC-funded ‘SOLUTIONS:  Sustainable Land Use and Transport’ and ‘ReVISIONS: Regional Visions of Sustainable Infrastructure Optimised for Neighbourhoods’.

 

In reviewing his accomplishments for the ScD, Professor Michael Wegener of the Technical University of Dortmund has stated: ‘Echenique’s urban models ‘have significantly advanced the state of the art, and their application in developing and developed countries has greatly contributed to the effectiveness and rationality of urban planning’


Publica un Comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>