Advertisements

Categorías

Compartir


Publicado en Noticias el Lunes 30 de Noviembre, 2015
130 expropiaciones sin tocar los edificios patrimoniales

Independencia se alista para la máxima revolución de su historia

La construcción de su primer mall , el explosivo aumento de la oferta habitacional, la llegada del Metro en 2018 y el desarrollo de un circuito gastronómico multicultural ponen de moda a esta comuna de inmenso valor patrimonial que en los próximos tres años cambiará su fisonomía y la de sus habitantes. 

Fuente: El Mercurio.com - El periódico líder de noticias en Chile

Mario Cavalla. 

Las instalaciones de la ex Cervecería Ebner acogerán un Museo de la Cerveza y un centro comercial.

Las instalaciones de la ex Cervecería Ebner acogerán un Museo de la Cerveza y un centro comercial.

Carmen Ramírez pertenece a la tercera generación a cargo de la librería La Duquesa, el negocio familiar que frisa los noventa años y que ha visto como un testigo privilegiado los grandes momentos del barrio Independencia. La locataria recuerda nostálgica las sesiones de cine en el teatro Capitol (en el cité del mismo nombre que aún sobrevive) o cuando los provincianos cruzaban desde la Estación Mapocho a comprar a su tienda, y desde luego a su otrora vecino, el terminal de buses Santiago-Colina, cuando hacía los viajes a La Ponderosa, el clásico paseo familiar de los domingos.

Dice que a pesar de que el negocio ha bajado, igual se las arregla, que tiene una clientela cautiva, especialmente de los inmigrantes peruanos, pero que le preocupan los cambios anunciados. "La llegada de un mall es algo que me aflige, ojalá que la clientela no decaiga", advierte preocupada.

Porque Independencia, la comuna con la calle homónima más antigua de Chile y que vio pasar al glorioso Ejército Libertador, que fue el primer hogar de Pablo Neruda en Santiago cuando era un pobre estudiante de francés, y que se conoce como la picada de las telas y el paraíso de los hípicos y fanáticos del fútbol, ya no volverá a ser la misma y se prepara para la máxima transformación de su historia. Tras décadas de observar abúlica el progreso de la ciudad, una serie de proyectos públicos y privados en desarrollo cambiará en tres años drásticamente su fisonomía y el perfil del nuevo habitante.

Un mall con museo

El más emblemático movimiento es la construcción del "Mall Barrio Independencia", el primero en la comuna, localizado en avenida Independencia 565, en las instalaciones de la ex Cervecería Ebner, la primera fábrica de cerveza de Santiago, construida en 1879 y activa hasta 1978 cuando estaba en poder de la CCU. La imponente y ruinosa fachada que es Monumento Nacional desde 1984 estuvo casi 30 años en el más absoluto abandono y en estado de derrumbe hasta ahora, que será completamente restaurada, lo mismo que su edificio y el imponente horno donde se secaba la cebada. Además de la recuperación patrimonial, el edificio acogerá el Museo de la Cerveza. Hacia el interior se levantará un centro comercial con 200 tiendas, estacionamientos subterráneos, restoranes, cines, bancos, un supermercado y dos torres de oficinas. Todo estará terminado en 2018.

Esta noticia atrajo a las inmobiliarias a invertir en la zona y generó un rápido aumento de plusvalía de los terrenos, que también se potenciaron con el anuncio de la construcción de dos estaciones (Hospitales y Plaza Chacabuco) en la futura línea tres de Metro, que será entregada antes de tres años. En la actualidad se ejecutan 35 proyectos habitacionales que fueron autorizados antes de la llegada del alcalde Gonzalo Durán a fines del 2012. "Independencia está de moda y es una buena noticia, pero el levantamiento de grandes torres de 25 o más pisos es algo que no volverá a ocurrir. Vivimos una transición, porque desde el cambio del plan regulador en marzo de 2014 no han entrado nuevos proyectos, y los que vengan no podrán superar los diez pisos, pues serán construcciones de calidad, con una relación coherente con el entorno. Hay calles colapsadas porque en los edificios solo había un 20 por ciento de estacionamientos disponibles y los residentes han tenido que estacionar en las calles o veredas, lo que provoca caos urbano", explica el edil, quien dice que le interesa estimular el repoblamiento, "pero normado, y que no rompa el carácter residencial y patrimonial de la comuna", recalca.

130 expropiaciones sin tocar los edificios patrimoniales

Otro tema sensible es el corredor del Transantiago, que en el mediano plazo cruzará la comuna y que significará la expropiación de 130 sitios. "Hemos hablado con cada uno de los afectados, los hemos asesorado y se ha entendido el sentido de modernidad que necesita la comuna. De estas expropiaciones, 40 a 50 son locales comerciales con mucho deterioro. En la mayoría de los casos, la consecuencia será positiva porque se pagará la expropiación a valor comercial. Y claro, hemos tratado de minimizar el impacto dentro de lo posible. La buena noticia es que los edificios patrimoniales no se van a tocar", explica.

De todas formas, algunos locatarios como Aldo Gutiérrez, de la tienda Albeluz, dedicada a la fabricación e instalación de cortinas, mantienen la incertidumbre. "Si cambian el sentido de algunas calles puede ser un perjuicio a nuestro trabajo, porque los clientes están acostumbrados a estacionar cerca de nuestras tiendas, pero por otro lado quizás nos va a llegar más gente con los nuevos edificios. Yo trato de buscar el lado positivo y ojalá que el progreso traiga buenas perspectivas laborales", espera.

Sabores y vida nocturna

La creciente demanda de servicios ha transformado al barrio, especialmente en las cuadras cercanas a la Plaza Chacabuco, donde hoy existe un interesante enclave gastronómico y de cocina multicultural, como la peruana, ecuatoriana y colombiana, consecuencia por cierto de la fuerte presencia de inmigrantes en la zona.

Óscar Gómez, el chef que consolidó su fama en los fuegos y sartenes del restaurante Astrid y Gastón, ahora encanta con sus cebiches y tiraditos a los clientes que frecuentan su local "El cántaro de oro" en Independencia. "Siempre cociné para un público elitista, pero yo quería estar más cerca del pueblo y ha sido un acierto", asegura el cocinero, quien de lunes a viernes recibe al público de las oficinas y empresas del sector mientras que el fin de semana el perfil de su clientela es absolutamente familiar. "La mayor parte es gente joven que está buscando una cocina de buena calidad, sofisticada. Es un público más exigente", explica. Sus vecinos, el Hipódromo Chile y el Estadio Santa Laura, forman parte de un plan maestro que incluiría, en el caso del recinto futbolero, la completa remodelación del coliseo con diseño europeo y la construcción de estacionamientos subterráneos. Esto es algo que también piensa hacer el Hipódromo, lo que proyectaría el sector de Chacabuco como un atractivo polo de entretención.

"Independencia no tiene vida nocturna y quizás estos cambios generen una oferta de pubs o centros nocturnos porque seguramente es algo que se va a exigir en un futuro cercano. Quizás en el algún momento resulte entretenido y ondero venir a carretear acá", enfatiza Dante Figueroa, presidente de La Cañadilla, entidad que rescata, investiga y propaga el valor patrimonial de Independencia y quien asegura que el barrio puede convertirse en un poderoso sector de interés turístico. "La comuna tiene un sello monacal, por las órdenes religiosas que han existido tradicionalmente acá, como la Iglesia de los Carmelitas, el Monasterio del Carmen Bajo y la Iglesia de La Estampa, pero también es la comuna de la salud, con sus recintos hospitalarios, y por cierto un foco de diversión con el Estadio Santa Laura y el Hipódromo. No puedo dejar pasar a la Piscina Escolar que diseñó Luciano Kulczewski ni tampoco a Vivaceta, que era una calle desordenada con la impronta de las antiguas chinganas. ¡Quién no recuerda a la Tía Carlina! El residente tradicional es reticente a los cambios, pero yo lo siento súper necesario", advierte Figueroa.

 

Otro actor relevante será la bicicleta, con la construcción de ocho kilómetros de ciclovías de 2,5 metros de ancho por avenida Independencia. Marcelo González, de Indepecleta, asegura que su movimiento ya viene realizando hace rato actividades con la comunidad, como los paseos patrimoniales, y cuenta una primicia: "El próximo año, Independencia será sede de una de las jornadas del Foro Mundial de la Bicicleta", dice, orgulloso.

En las cuadras cercanas a la Plaza Chacabuco hoy existe un interesante enclave gastronómico y de cocina multicultural, como la peruana, ecuatoriana y colombiana, consecuencia por cierto de la fuerte presencia de inmigrantes en la zona.

 ¿Y cómo será el nuevo habitante de la comuna?

Existe la certeza de que la cercanía con el centro de Santiago, las universidades de la comuna, los centros hospitalarios y la inminente llegada del metro ha conquistado a un nuevo residente, mucho más joven y con otras inquietudes. "Se está dando el regreso al sector de profesionales que se fueron del barrio buscando mejores perspectivas académicas o laborales y que ahora, ante una oferta habitacional interesante y por el arraigo que sienten por la comuna, están volviendo", añade el alcalde Durán, quien está consciente de que Independencia debe procurar una mejor oferta de servicios para que el nuevo habitante no emigre de la comuna.

Al respecto, en diciembre se inaugura un skatepark y se iniciará la construcción de un polideportivo integrado, con piscina temperada a un costo de 2.500 millones de pesos, que estará ubicado en el sector del estadio de la población Juan Antonio Ríos y que será inaugurado en 2016.

Independencia

Advertisements


Publica un Comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>